Buenos Aires

Cambiemos cede ante gremios de taxistas y remiseros. Bajan proyecto de ley para evitar un paro

A raíz de las amenazas manifestadas por representantes de propietarios y choferes de taxis y remises ante la posibilidad de que se debata la posible regulación de servicios como Uber en territorio provincial, el intendente de La Plata, Julio Garro y el presidente de Bloque Cambiemos en Diputados, Maximiliano Abad, cedieron ante la presión de los gremialistas.
El pedido de levantar el paro anunciado fue escuchado por los taxistas cuando los representantes de Cambiemos en esa mesa chica de negociación, ofrecieron hacer caer el proyecto de su compañero de bloque, el diputado Guillermo Castello, que buscaba darle un marco regulatorio a la actividad de servicios como Uber y Cabify. Si bien el proyecto contemplaba todos los aspectos necesarios para pautar normas que cubrieran lo referido a empleo, seguridad, mejoras de servicios y cargas impositivas, los propietarios de taxis salieron de manera violenta a resguardar su negocio con el apoyo de las corporaciones gremiales que estarían vinculadas a servicios monopólicos que los propietarios deben aceptar sin objeciones.

En tiempos difíciles para el oficialismo, cualquier actitud que parezca llevar tranquilidad a la gobernadora, asi sea impedir cierto funcionamiento lógico de la legislatura, es tomado como créditos a favor para el mundo interno de Cambiemos.
La iniciativa del diputado referenciado en Elisa Carrió generó de inmediato la reacción de los taxistas. Los propietarios y conductores de coches de alquiler preparaban un paro y movilización a la Legislatura bonaerense para el primer día de agosto.
Bajo ese escenario, para calmar las aguas, Garro y Abad se reunieron con Ibarra para asegurarle que el proyecto no prosperaría, a la vez que solicitaron a Ibarra el levantamiento de la medida de fuerza.

Está claro que desde el espacio de Carrió, respetar pautas piramidales de mando está por debajo de cumplir estrictamente con la función que se lleva adelante. Evidentemente, Castello es una prueba de ello, por eso afirmó: “Nuestra función como diputados no es legislar a favor de determinados intereses sectoriales, sino hacer leyes generales y abstractas para toda la comunidad, teniendo como norte el interés general”.

También recordó que “el problema de intentar clausurar un debate a través de acuerdos de cúpulas, es que deja mucha gente afuera, y por eso, históricamente, fracasan” cerrando sus declaraciones con respecto a la postura de sus compañeros de espacio: “los Partidos Políticos somos la antítesis del corporativismo, porque tenemos una visión integral y no facciosa de la sociedad”, agregó, y pidió “no esconder la cabeza debajo de la alfombra”.

Cambiemos logró frenar el paro de un sector del transporte público, pero cedió en autonomía, en representatividad y claramente, cedió poder.

To Top
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com