Chubut

Chubut: Detuvieron a Diego Correa y otras cuatro personas por asociación ilícita y fraude contra el Estado

Los procedimientos se realizan en Trelew, Rawson y Madryn por orden del Fiscal Rodríguez y el Juez Piñeda. También detuvieron a la pareja de uno de ellos que trabaja los tribunales de Trelew y a dos empresarios. Allanan una oficina en Casa de Gobierno.

Al menos dos importantes funcionarios del gobierno de Chubut fueron detenidos hoy acusados por conformar una asociación ilícita para desviar los fondos que se giraron para atender la emergencia que sufrió la ciudad de Comodoro Rivadavia por la inundación que afectó a más de 8.000 personas en abril del año pasado.

Se trata de de Diego Correa y Diego Lüters, secretarios privados de la gobernación de Chubut. Uno de los tres detenidos, Diego Correa, fué el secretario privado que tuvo el gobernador Mario Das Neves, y también detuvieron a su esposa, Natalia McLeod, quien ocupa un cargo en los Tribunales de Trelew. En Puerto Madryn se detuvo al empresario Sandro Figueroa y en Playa Unión a otro empresario, Juan Carlos “Tato” Ramón, ambos vinculados con la causa que se investiga.

“Hay cinco detenciones que tenemos que efectuar y que tendrán lugar en la Puerto Madryn, Trelew y Rawson”, confirmó el jefe de la policía de la provincia, Miguel Gómez, en la radio 100.1 de Comodoro Rivadavia.

La investigación judicial, a cargo del fiscal Omar Gutiérrez, se origina a raíz de una denuncia judicial realizada por el diputado de Chubut Blas Meza Evans (FPV) contra Correa y y contra el subsecretario de Desarrollo Social, Marcelo Fabián Suárez. La figura elegida para encuadrar el presunto delito fue de “autores, coautores o partícipes del delito de administración fraudulenta”, en la adquisición de elementos para asistir en la emergencia a los miles de damnificados que tuvo esa ciudad del sur chubutense, tras el temporal de lluvia que provocó inundaciones entre el 29 de marzo y el 8 de abril pasado.

Entre otros puntos, la denuncia detalló el sobreprecio, por ejemplo, en la compra de “1.500 botellas de agua mineral que son adquiridas en un kiosco a un valor de 38,50 pesos, cuando en los mercados mayoristas está a 18 el mismo producto”. También irregularidades “en la compra de 7.500 bidones de 5 litros, a valor de 90 pesos cada uno, cuando otros proveedores lo tienen a 40 pesos”

Además, en la compra de colchones se denunció “la presencia de facturas de 100 colchones de 1 plaza marca Big Ben, a 2.800 pesos, cada uno, cuando en un supermercado hoy, inflación mediante, está a 1.690, a lo que debemos añadir que constituidos en la dirección de la empresa que supuestamente los proveyó, solo existe un portón tras el cual no hay ningún comercio”.

Fuente: información de Télam e Infobae

To Top
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com