Chubut

Chubut: Un grupo de intendentes impulsa un proyecto minero prohibido en la provincia

Los mandatarios apoyan el Plan Navidad, que prevé una inversión de U$S 1.000 millones pero se enfrenta con la prohibición que rige para las explotaciones mineras a cielo abierto en la provincia.

En una carta dirigida hoy al gobernador chubutense, Mariano Arcioni, los intendentes reclamaron que se permita el desarrollo minero de la provincia y consideraron que ese proyecto abrirá “un abanico de posibilidades para el desarrollo local”.

“Negar el desarrollo minero es negar las posibilidades de desarrollo de la región y de superar una crisis de largo tiempo”, subrayaron los jefes comunales de Gastre, Marcelo Aranda; de Telgen, Leonardo Bowman; de Los Altares, Mario Oviedo; de Lagunita Salada, Miguel Ancamil; y de Las Plumas, Miguel Colón.

También suscribieron la nota los intendentes de Paso de Indios, Mario Pichiñán; de Gan Gan, Ricardo Sapúlveda; y de Paso del Sapo, Víctor Candia.

En la carta a Arcioni, reflejaron sus conclusiones luego de un encuentro que mantuvieron con autoridades nacionales para analizar la posibilidad de tratamiento de la zonificación para permitir el desarrollo minero en Chubut y los alcances del Proyecto Navidad, de explotación de plata y plomo a cielo abierto.

En esa reunión, que se realizó en diciembre, estuvieron el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, junto con el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre; de Trelew Adrián Maderna; de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares; de Dolavon, Dante Bowen; de Rawson, Rossana Artero, y de Sarmiento, Ricardo Britapaja.

Lo que dice la ley

En Chubut rige la Ley 5001, promulgada en abril de 2003, que prohíbe la minería metalífera a cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción minera, texto que la Suprema Corte de Justicia de la Nación confirmó su constitucionalidad.

A pesar de la vigencia de la norma y de la expresa oposición del fallecido gobernador Mario Das Neves y de su sucesor Arcioni, la posible inversión de u$s 1.000 millones por parte de la corporación Pan American Silver para explotar el yacimiento Navidad, reabrió el debate en la provincia.

Los argumentos

Los jefes comunales entendieron que las posibilidades que abre la minería plantea un desafío a las comunidades locales y a la provincia, por lo que solicitaron “comenzar con trabajos previos y avanzar con la zonificación para permitir el desarrollo de una región totalmente postergada”.

Entre los puntos planteados en la carta, se destacó que el desarrollo de esta actividad extractiva permitirá “la reactivación de la industria local, la posibilidad de generar empleo, la reactivación del comercio, entre otros beneficios que pueden venir de la mano de la explotación de recursos mineros”.

“La minería es bienvenida, siempre que de la mano de ella lleguen a la zona inversiones de infraestructura que cambien definitivamente la realidad” de la zona, expresaron los intendentes al gobernador.

En ese sentido, se refieren a la posibilidad de contar con la ejecución del interconectado eléctrico de la Meseta Central que permita contar con energía más barata y proveniente de recursos sustentables, así como poder contar con rutas pavimentadas, las que abaratarían los costos de vida en la región y que por sí misma serían generadoras de empleo.

También plantean poder contar con red de fibra óptica como recurso de integración de la zona en el ámbito social, educativo y de participación ciudadana y plantearon como “condición necesaria previo al inicio del desarrollo minero, trabajar en cuestiones de urbanización, en la regulación del manejo de tierras, y establecer regulación del comercio local”.

Los intendentes dedicaron un párrafo especial a destacar que también es condición necesaria “asegurar los controles de impacto ambiental necesarios para resguardar a toda la provincia”.

De acuerdo con informes técnicos encargados en los últimos años, el estimado actual de recursos bajo tierra asciende en el proyecto Navidad a las 632 millones de onzas de plata y cerca de 3.000 millones de libras de plomo que están localizadas a pocos kilómetros de Gastre, a 350 kilómetros al noroeste de Rawson y con alrededor de 600 habitantes.

To Top