Mendoza

Impuesto al vino: Cornejo se reunirá el miércoles con Dujovne y Cabrera

Desde Buenos Aires, la misión liderada por el Gobernador Alfredo Cornejo confirmó un encuentro entre funcionarios nacionales y provinciales y referentes del sector vitivinícola para avanzar en una salida al gravamen.

Con el objetivo de mitigar el impacto del Impuesto al Vino, el mandatario provincial, Alfredo Cornejo, y su equipo económico viajaron a Buenos Aires para reunirse con representantes del Gobierno nacional. Como resultado del viaje, el miércoles a la tarde un grupo de funcionarios provinciales y representantes del sector mantendrán un encuentro con los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Producción, Francisco Cabrera.

La reunión fue convocada para lograr cambios en el proyecto que el Ejecutivo nacional prepara para enviar al Congreso, donde se establece elevar progresivamente la alícuota impositiva del 0% al 10% para la producción y elaboración de vinos y del 0% al 17% en el caso del champagne.

“Fue una mañana de trabajo intensa en la que presentamos los estudios técnicos y los avales que demuestran, con evidencia científica, que el vino no es perjudicial para la salud”, afirmó el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner.

El funcionario detalló que “se entregó un informe con más de 500 páginas con toda la documentación sobre los beneficios del vino, que es gran antioxidante y que reduce la posibilidad de incidentes cardiovasculares”.

Además del eje sobre la salubridad, Kerchner comentó que el impacto económico también fue centro de las conversaciones. “Pudimos mostrar que un impuesto de este tipo no existe en los países vitivinícolas y por lo tanto nos resta competitividad en el mundo”, afirmó el ministro.

Otro punto del trabajo estaba relacionado con la notable diferencia de la vitivinicultura con la industria de las bebidas alcohólicas. “El negocio de la gaseosa y la cerveza no tiene los mismos márgenes que los del vino. Pero si uno suma que en toda Argentina hay más de 900 bodegas y que, por sobre todo, se trata de una industria de base agraria con 230.000 hectáreas, que emplea en forma directa a 80.000 personas y dinamiza la economía de cientos de pueblos y ciudades, la comparación pierde sentido”, argumentó Kerchner.

El ministro, que se mostró esperanzado en conseguir avances, calificó de “buen pronóstico” la situación y destacó que “estamos ante un Gobierno nacional que escucha y que de esta forma se logra modificar rumbos, que advertidos a tiempo, pueden anticipar impactos no deseados”.

En el encuentro se espera la participación de todo el arco vitivinícola, representado en casi una veintena de entidades, las que podrán dialogar con los funcionarios nacionales y exponer sus visiones.

To Top