CABA

La Legislatura debatirá los cambios a varios códigos que regulan la actividad porteña

Los expedientes comenzaron a debatirse en las distintas comisiones parlamentarias, desde donde se prevé que serán girados al recinto de sesiones para su aprobación antes de fin de año.

La Legislatura porteña se prepara para afrontar un segundo semestre intenso en materia de debate político, ya que tiene en carpeta el tratamiento de seis códigos enviados por la Jefatura de Gobierno local, con el objetivo de renovar, actualizar y modernizar buena parte de la normativa de la ciudad de Buenos Aires.

El Ejecutivo remitió durante los primeros meses del 2018 cuatro reformas a los actuales Códigos Contravencional, Urbanístico, de Edificación y el Procesal Penal; en tanto que redactó un nuevo Código Electoral -dado que el distrito no cuenta con uno propio, sino que se rige por el sistema nacional- y prepara el envío del Código de Habilitaciones.

El que más impulso tiene es el proyecto de un nuevo Código Electoral a raíz de la voluntad conjunta de los diputados de saldar una deuda que mantiene la ciudad en materia de autonomía desde 1996, cuando fue sancionada la Constitución porteña; pero además para aprovechar este año en el cual no se desarrollará ninguna elección para definir las reglas del juego para los comicios locales.

Por otra parte, la Comisión de Justicia abrió el debate sobre la modificación del Código Contravencional -el marco normativo que fija las penas a las conductas maliciosas de los ciudadanos que implican un riesgo a terceros y a bienes- a fin de prohibir la actividad de los cuidacoches y limpiavidrios, y además incorporar nuevas sanciones al ciberacoso y las pegatinas de oferta sexual.

Asimismo, en abril pasado, la Comisión de Planeamiento Urbano comenzó con el análisis de dos proyectos para cambiar los Códigos Urbanístico y de Edificación, los cuales estipulan dónde, cuánto y con qué criterios y materiales se debe construir en el distrito.

El primer expediente apunta a “homogeneizar las alturas” de las construcciones actuales y habilitar una “mixtura de usos” en las parcelas en las que se divide la Ciudad. Mientras que la segunda iniciativa incorpora nuevos tipos de materiales y sistemas de construcción, así como impulsa una “arquitectura inclusiva”, con medidas como la eliminación de la obligatoriedad que hayan baños diferenciados por sexos –varones y mujeres- en sitios de acceso público, como bares y boliches.

Por último, se espera que en las próximas semanas, Rodríguez Larreta gire al Parlamento el proyecto para efectuar cambios en el actual Código de Habilitaciones, que regula toda la actividad comercial o industrial en la Ciudad de Buenos Aires.

To Top
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com