Municipios

Nos ocuparemos de brindar la alimentación necesaria a más de 55 mil chicos en la ciudad

El intendente Julio Garro y el ministro de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires, Santiago López Medrano, firmaron un convenio a través del cual el Municipio ejecutará el Servicio Alimentario Escolar (SAE) que dispone la provincia para alimentar a más de 55 mil alumnos de 263 escuelas.

En ese marco, se acordó la implementación directa del Servicio Alimentario Escolar con el objetivo de garantizar una prestación alimentaria adecuada a todos los niños y jóvenes escolarizados que tengan necesidades nutricionales o se encuentren en situación de riesgo social.

Tras la firma, Garro resaltó: “Hacerse cargo del Servicio Alimentario Escolar nos va a permitir garantizar la alimentación de miles de chicos, auditarla desde cerca y transparentar un sistema que durante años no fue del todo claro”, y agregó: “Es una gran responsabilidad y la vamos a honrar con nuestro mejor esfuerzo”.

A través del acuerdo, los fondos se transfieren directamente a la Municipalidad y no al Consejo Escolar como era hasta el año pasado. Es decir que la comuna será la responsable de asignar alimentos para el desayuno o merienda y almuerzo de 55.123 alumnos de 190 escuelas primarias y 73 secundarias de La Plata.

A partir de esta iniciativa, el Ministerio proveerá un ‘menú sugerido’ al Municipio y podrá realizar controles de calidad nutricional en pos de garantizar la calidad, cantidad y valor proteico de los alimentos.

Por su parte, el ministro Santiago López Medrano expresó: “Es un salto que no solo va a significar más calidad en lo que se sirve, sino que se va a mejorar la prestación, haciendo un seguimiento de lo que pasa con los chicos”, y valoró: “Seguimos la línea de trabajo que nos fijó la Gobernadora al inicio de la gestión, donde se incrementó en un 130% los fondos que destina la Provincia a comedores escolares, se mejoraron los controles y se agregó el menú obligatorio”.

Como parte del convenio, el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense entregará fondos para la compra de alimentos (de acuerdo a las modalidades que se determinen) y para solventar gastos de combustible envasado (para uso de cocinas y calefones), equipamiento y mantenimiento (heladeras, cocinas, vajillas, etc), administración (papel, útiles, fotocopias, etc.) y transporte (distribución de la comida a los comedores escolares); y auditará los estados contables.

Por su parte, el Municipio aportará y será responsable de proveer los recursos humanos los servicios y la infraestructura para la implementación del SAE; se ocupará de los procesos licitatorios que permitirán la adquisición de los alimentos para todo el año, disminuyendo los costos; y llevará un registro de establecimientos, beneficiarios y fondos utilizados.

En ese sentido, se detalló que se llevarán adelante una división por zonas para optimizar el esquema organizativo y adminisitrativo con el que se llevará adelante el servicio en insituciones de toda la ciudad.

To Top