Buenos Aires

Preocupa la cantidad de información falsa que difunden los gremios y la oposición sobre Ley de ART

Lo último que desde algunos gremios comenzaron a difundir en las redes sociales es que los trabajadores perderían cobertura de la ART, poniendo como ejemplo que si un docente se accidentaba en el camino de su casa al trabajo o viceversa, no sería reconocido como accidente laboral.

La realidad es que el art. 6 de la Ley 24.557 de Accidente de Trabajo que señala que: “Se considera accidente de trabajo a todo acontecimiento súbito y violento ocurrido por el hecho o en ocasión del trabajo, o en el trayecto entre el domicilio del trabajador y el lugar de trabajo, siempre y cuando el damnificado no hubiere interrumpido o alterado dicho trayecto por causas ajenas al trabajo”.

Aunque siguiendo este artículo mencionamos aspectos importantes que tienen que ver con la ley, lo más preocupante es el uso distorsionado y claramente falso de contenido que altere o preocupe a los trabajadores con relación a su situación laboral, con el único objetivo de generar una imagen negativa del gobierno que prepare convenientemente el terreno de cara a las elecciones de 2019.

Hace horas, algunos medios mencionaban como “cacerolazos espontáneos” lo que en la mayoría de los casos fueron llevados a cabo por grupos con clara pertenencia partidaria e ideológica ligada a la oposición.

Así como en la campaña electoral los punteros barriales de Unidad Ciudadana mandaban mensajes a los militantes pidiendo que “se manifiesten pero que parezcan vecinos comunes, no militantes”, estas últimas dos noches, cientos y en algunos lugares casi miles de militantes kirchneristas hicieron un esfuerzo para ellos desagradable de tomar cacerolas y cucharas y salir a “cacerolear” para cumplir con el mandato de sus líderes políticos. La idea era hacer parecer que estas noches de tratamiento de leyes en el Congreso, se viviría un nuevo diciembre de 2001.

Nada de aquella etapa triste de nuestra historia se repitió, en absoluto, pero el esfuerzo de distintos espacios peronistas, kirchneristas y de izquierda, que incluyen un importante número de sindicatos, trabajan fuertemente para instalar una imágen de colapso ciudadano.

El bajo poder de convocatoria de los gremios (ni la CGT se anima a un paro real por temor al ridículo) fue lo que evitó que la violencia y hechos más graves se concreten en las calles y pusieran en riesgo la democracia que a los argentinos tanto nos costó conseguir y mantener.

Con respecto a la ley de ART, dejamos algunas de las consideraciones y aclaraciones que un grupo de profesionales advirtieron a Agencia País:

Con las modificaciones votadas se intenta evitar la llamada “industria del juicio” reflejada en las más de 630.000 causas iniciadas por accidentes laborales en los últimos 7 años, de las cuales más de 340.000 no tienen sentencia al día de la fecha, no habiendo podido el trabajador percibir su correspondiente indemnización. El desmedido crecimiento de juicios de los últimos años , que se dio aún cuando bajaron los siniestros y fallecimientos en ocasión de trabajo, provocó que colapsara el sistema judicial y las sentencias año a año disminuyan, con la consecuente indefensión efectiva del trabajador.

Tanto en la Ciudad Autónoma de Bs. As. como en las Provincias que implementaron la nueva ley de riesgos de trabajo, ya se redujo en lo que va del año un 20 % el número de juicios respecto del año pasado, y eso es porque los trabajadores con asesoramiento de sus abogados han arribado a acuerdos justos y rápidos. En Córdoba el 97% de los siniestros sucedidos desde la adhesión a la nueva ley se resolvió en las Comisiones Médicas sin necesidad de largos procesos judiciales que sólo beneficiaban a profesionales “especialistas” en la nefasta industria del juicio pero que perjudicaban al trabajador y a la creación de nuevos puestos de trabajo.

Sobre el final del análisis, los profesionales aclararon que “conforme lo establecido por la propia ley, en ningún momento el trabajador deja de recibir prestaciones en caso que la ART cuestione y apele la decisión de la Comisión Médica local cuando ésta reconoce que el trabajador padece una enfermedad profesional o que se ha re-agravado su accidente o enfermedad profesional.”

To Top