Chubut

Trelew: desde la CICECh afirman que el sector comercial “pende de un hilo”

Tras un difícil 2016 donde la baja llegó al 50%, durante el primer semestre de este año no hay síntomas de mejora y la actividad sigue en picada. Algunos comercios ya piensan en sacar créditos para poder afrontar los sueldos y aseguran que si no se producen cambios habrá más cierres.

El semestre del sector comercial de Trelew terminó con un balance negativo sin dudas. Luego de un 2016 donde las ventas tuvieron un 50% de caída en promedio, la depresión en el consumo parece no encontrar un piso aún y en la primera parte de este 2017 la baja fue del 20%. Los datos son los que manejan desde la Cámara de Comercio e Industria del Este del Chubut (CICECh).

La situación acuciante se sintió también en el mes de junio con el pago del aguinaldo. Para poder afrontar los pagos se pensó en dos alternativas: una era hacer el depósito en 2 y hasta 3 cuotas. Sin embargo el gremio se opuso con firmeza. La otra posibilidad que se barajó es recurrir a un crédito bancario, con los altos intereses que conlleva un préstamo de ese tipo.

Según la CICECh se llegó a pagar el 30 de junio. No obstante, los dirigentes de la entidad empresarial remarcaron que llegar a pensar a pagar a través de un préstamo bancario habla de una situación de agonía por la que atraviesan los comerciantes.
El titular de la CICECh, Rubén Villagra, reconoció al Económico que la situación laboral es endeble y la posibilidad de mantener un negocio “pende de un hilo”, frente a una economía que viene sin reacción hace casi dos años.

Por otro lado, el empresario manifestó que de no haber medidas de fondo impulsadas por parte del Gobierno Nacional y el Provincial, es probable que no sólo el segundo semestre muestre estancamiento, sino una profundización de la crisis, con eventuales despidos o cierres.

Actualmente no hay expectativas de contratación de personal para encarar los próximos 6 meses. La ecuación ahora pasa por “mantener” y evitar a toda costa que se llegue a las desvinculaciones, como ya está ocurriendo con otros sectores en Trelew y de otros puntos de la provincia.

Panorama negro

Villagra dio cuenta de la compleja realidad de los comerciantes de Trelew. “Si hay complicaciones en el empleo es porque las ventas bajan y la gente peligrosamente se está quedando sin trabajo y eso trae aparejado pocas ventas, y eso que ya veníamos en decadencia”.

Agregó que “si bien ya no hay tantos cambios de precios. Se han frenado muchísimo los aumentos de precios. Hace más de dos meses que estamos con precios y con ofertas que significan mucho. Antes teníamos valores de referencia que estaban pasados. Ahora se hacen ofertas y liquidaciones”.

Según el referente de la CICECh, la sangría que comenzó en 2016 aún persiste y puede empeorar de no haber un golpe de timón. “Ha venido en decadencia desde el año pasado, que fue complicado y sobre fin de año uno supone que las ventas van a mejorar por una cuestión lógica de temporada por las fiestas. Pero no sucedió eso. Y con respecto al año pasado este semestre estamos un 20% abajo y el año pasado ya veníamos con un 40% de caída. Estamos mal”.

Lentitud

Indicó que “los comerciantes vivimos esperanzados en los cambios políticos que siempre traen esperanzas y en el gobierno nacional y provincial vimos que los cambios podían ser positivos. De hecho muchas cosas fueron positivas para las pymes. Líneas de créditos, mucho interés en trabajar con las pymes. Y la otra esperanza mayor en el plan Patagonia. Un plan del que se habló a principios de año y ahora llevamos 6 meses y todavía no se ha implementado. Y esa lentitud nos trae aparejada esa incertidumbre y por eso hay cierre de industrias”.

Villagra se hizo eco de los cierres que se dieron en la Pepsi de Trelew y Cerámica San Lorenzo en Puerto Madryn. Afirmó que una situación similar podría replicarse en los comercios. “Creo que se dará a futuro en la medida que no haya cambios en la economía. El comercio vive y transita a la par de las industrias. El sindicato habla de goteo y que todos los días hay un despido. No conocemos que eso sea así, pero es posible porque cuando un comercio tiene que pagar alquiler, tiene que pagar sueldos, todas las cargas sociales y no hay ventas, es posible que tenga que despedir alguna persona y se llegue a este tipo de situaciones”.

“Es cierto que estamos pendiendo de un hilo”, mencionó para describir la situación”. Y marcó por último que “tenemos que tener esperanzas en tratativas del Gobierno que viajó muchas veces. Tiene que haber un cambio y rotundo con el reconocimiento de ese 20% de zona con todos sus impuestos porque va a traer aparejado inversiones”.

Fuente: Gentileza Diario Jornada

To Top